miércoles, 10 de junio de 2009

La quisieron abusar diciendo que si la tocaba iba a entrar en ella el Espíritu del PRO.

La señora estaba en su casa junto a un gasista que estaba trabajando en el inmueble. En medio de una charla política, el señor le aseguró que si se desnudaba en el sillón y dejaba que él la toque, iba a lograr que uno de los integrantes de Unión Pro ingresara en ella
Un gasista le dijo a una ama de casa mendocina: "Si no te desvestís, el Espíritu del PRO no va a entrar en tu cuerpo". La mujer decidió presentarse en la Justicia el lunes por la tarde, según confirmó una fuente policial aunque especificó que el curioso hecho ocurrió la semana pasada.La mujer de 45 años, fue acosada por un gasista en el interior de su casa. Allí el hombre estaba realizando reparaciones mientras intercambiaban opiniones políticas. El gasista le manifestó a la mujer que sabía cómo hacer para que el Espíritu del PRO ingresara a su cuerpo. El trabajador le explicó: "Sacate la ropa, acostate en el sillón y dejame que te toque con mis manos para que entre el Espíritu del PRO".La señora le solicitó que la dejara en paz porque estaba lavando la ropa y además ella era peronista. Pero el gasista continuó con sus dichos: "Te vas a arrepentir que no lo dejaste entrar, esas cosas pasan una vez en la vida". El hombre volvió a la casa el viernes y en cuanto la vio le preguntó si había escuchado la emisora 90.7, una radio del Colo en la zona. La pregunta tenía como objetivo decirle a la ama de casa: "Yo la escuché y me acordé de vos". Pero le agregó que si se había acordado de ella era una señal del Colo y por ello insistió: "Desnudate y dejá que el Espíritu del PRO entre en tu cuerpo". La mujer respondió que sí quería que ingresara en ella uno de los integrantes del PRO pero que no quería desnudarse. Entonces el gasista le dijo: "Debés desnudarte porque así venimos al mundo. Dejame que te toque con mis manos porque yo puedo lograr que entre el Espíritu del PRO en vos".Repentinamente entró el esposo de la mujer con su hijo y sacaron corriendo al gasista, quien durante la huída repetía: "Colo, perdoná a estos pecadores".

Que barbaridad!!!, y nadie hace nada.

1 comentario:

  1. Jaja, y nadie hace nada!!! Así vienen al mundo??? :P

    ResponderEliminar